¿Cómo cambiar la rueda de la bici ?.

¿Qué bici me compro?… y los pequeños detalles.

Hace unos cuantos días nos levantábamos con una noticia que, para los no iniciados en el mundo de la bici, no parecía demasiado importante: Nada menos que 17 marcas de bicicletas, en “colaboración” con la U.S. Consumer Product Safety Commission, llamaban a revisión a más de un millón y medio de bicicletas debido a la peligrosidad del mal funcionamiento del cierre delantero de rueda.
Hasta aquí nada que objetar por el espectador, excepto si tiene la importante información de que Trek realizó una acción similar, pero voluntaria y unilateralmente, hace más de cinco meses… Lo que quiere decir, siendo realistas, que los usuarios cuyas bicicletas equipan este tipo de cierre Shimano, pueden haber estado más de cinco meses en peligro de sufrir un accidente, mientras las MARCAS a las que han dado su dinero y en las que han confiado comprando sus bicis, MIRABAN PARA OTRO LADO.
Y menos mal que sólo era un cierre de unos pocos Euros…!!!!

Pretendo con esta reflexión hacer pensar al consumidor crítico y bien informado (todos) de la validez y conveniencia de poner productos en el mercado con mayor rapidez que la competencia, sin haber sido testados suficientemente, simplemente para mantener una porción de mercado.

Esto, que aparentemente es un pequeño detalle, no es la primera vez que sucede. Cuadros, horquillas, ruedas,…, han sufrido llamadas de seguridad masivas en los últimos años, sin que esto trascendiera, a estas marcas implicadas les “ha salido gratis” en términos de la confianza del consumidor, que sigue buscando y comprando “gangas” al mejor precio -sin importar la seguridad- de marcas reconocidas e incluso en mercados asiáticos en forma de “réplicas”.
¿Porqué las marcas implicadas no han llevado a cabo esta llamada de seguridad en más de cinco meses y han esperado a una investigación del Gobierno Estadounidense?, ¿porqué en Europa y España no hay noticia alguna de qué hago con mi bici de estas marcas si tengo instalado de origen este cierre?, ¿porqué somos un consumidor tan sumiso y despreocupado que seguimos confiando en marcas como estas y en sistemas y legislaciones de Control de Consumo que permiten esto sin multas archimillonarias a los causantes?, ¿porqué no pensamos a la hora de seleccionar nuestro material si va a soportar un descenso a más de 70 km/h, frenadas con temperaturas de casi 300º, o saltos de más de una decena de metros?, ¿confiamos ciegamente en los test de producto?, ¿los hay?…

De momento, estas marcas sólo aceptan cambios de estos cierres en Norteamérica… ¿Y los demás países donde han vendido estas bicis?…

Muchas preguntas sin respuesta a día de hoy… Pero creo que como Sociedad, sin falsas demagogias, deberíamos estar preocupados.

Como integrante de este negocio de la bici, al menos me siento orgulloso de vender a nuestros clientes productos de marcas que si se preocupan por ellos -y es uno de nuestros criterios fundamentales de selección de productos -. Es muy sencillo colocar este lema en los catálogos año tras año, pero el “Nos preocupamos por nuestros clientes” hay que demostrarlo día a día, y caiga quién caiga, sin preocuparse del “qué dirán” o “cuánto me va a costar”.

De todas maneras, la vida seguirá igual para la mayoría: buscando el mejor precio. Sólo espero con esto haber hecho reflexionar a alguien sobre a quién dar su dinero…
Esto, siempre (y esta vez creo que con más razón), desde Este Lado de La Carretera…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>